29/02/2012

He cambiado el titulo del Blog.

Sip, lo he cambiado. El anterior no me convencía nada de nada. Este tampoco del todo, pero si creo que me gusta más.

Ahora tengo que cambiar unas cuantas cosas mas, la dirección y todo eso, pero hoy me va el wifi como el demonio y no me va a dar tiempo.

Anuncios
18/02/2012

Ay cuánto te quiero!

De unos años para acá, he conocido gente muy diferente, por mis cambios de trabajo, amigos que te presentan amigos…
Lo que me llama mucho la atención es que hay un tipo de personas (independientemente de su sexo) que a la de “ya!” te cuentan su vida por fascículos, sus secretos más íntimos y sus desvelos diarios… Al principio suelo sentirme halagada por esa temprana muestra de confianza, luego paso a sentirme agobiada por no poder demostrar lo mismo, y al final hastiada por tanta muestra superficial de sentimiento…. Por no hablar de las borracheras amorosas, esas personas con las que apenas has tomado un café, y a las 6 de la mañana, bien cocidicos y con los ojos rojos te sueltan un “te quierooooo… muuuuchoooo….” con un sentimiento que no se lo he dicho yo así ni a mi madre. Y yo tampoco me libro de alguna  que otra cogorza mala, eh? pero vamos que yo recuerde (recalco) nunca me he declarado a nadie.

Tantos ‘te quiero’, ‘eres súper importante en mi vida’, ‘te necesito mucho’… pero qué me estás contandoooo??? si te conozco de 2 meses!!! Quizá yo sea demasiado prudente en este tema, pero para considerar a alguien “amigo” de verdad, tiene que haber pasado un tiempo, tengo que haberle conocido bien…
Y lo mismo con las parejas, claro, el típico baboso que dice que eres el amor de su vida 1 semana después de haberos conocido… puaggggg… y a las dos semanas no sabéis nada el uno del otro, ni falta que hace.
Parece que se pierde un poco el sentido de todo esto, no? En mi caso me ha ocurrido más de una vez, y poco a poco es persona se va desvalorando ante tí, le vas quitando importancia a todas las cosas que te cuenta (sabrá todo su vecindario lo mismo?)… Y la fase final de esta micro-mono-amistad es el aburrimiento total. No sé de qué hablar con esa persona, no sé que decirle. En parte me siento obligada a corresponderle un poco a tanta entrega… pero por otro lado…. si tampoco les importa! al final he llegado a la conclusión que lo que más les gusta a estas personas es escucharse a sí mismas, por eso no paran de hablar y te lo sueltan todo.
El amor es algo importante, tanto con tu pareja como la amistad, y no me gusta que pierda tanto valor. Para mí significa algo. Creo que me siento como los católicos (los de verdad) cuando alguien se casa por la iglesia “porque es más bonito”… al fin y al cabo es lo mismo, frivolizar un sentimiento que para otra persona es muy importante.
Uff, vaya comparación!!!
15/02/2012

Cambiar de trabajo (…?)

Sí, hay un interrogante entre paréntesis. Todavía no lo sé seguro, pero casi.

ImagenEn abril hará un año que cesé en mi anterior puesto para coger el que tengo ahora. Al principio todo pintaba más que bien, y realmente fue así… Mejor sueldo, mejor horario, mejores condiciones, contrato más largo… Yo no podía creer que me hubiera tocado esa “lotería” en plena crisis. La verdad es que no ha pasado nada raro… quizá no es tan bonito como lo pintaban, pero eso entraba dentro de las posibilidades valoradas por mí.

Lo que creo que ha pasado es que, sin darme cuenta, me he estancado. Tengo un trabajo muy cómodo. No me apasiona, pero tampoco me disgusta. No está cerca de casa, pero tampoco demasiado lejos. No cobro un gran sueldo, pero tampoco me puedo quejar. Mis compañeros son gente maja, pero tampoco me iría de cañas con ellos. Es todo como muy tibio. No estoy triste allí, pero tampoco felicísima.

Esto al principio me chocó, porque he tenido trabajos en los que he sido muy feliz estando allí, no me ha dolido ni una hora que trabajé de más, y ahora sí. Me da la impresión de que estoy hasta perdiendo color, ya ves que chorrada.

Quizá tenga que ver con el poco dinamismo de la administración en la que estoy (pública), casi para dar un paso hay que hablar con Bruselas. Esto ralentiza todos los trámites que queremos hacer al máximo. Se pierden en detalles y en números, y al final lo importante es lo de menos. Todos parecen poco conformes con esto, pero nadie hace nada, y la verdad es que tampoco puedes luchar contra ese mastodonte que es la Organización (con mayúscula).

Quizá también influye el hecho de pensar que este proyecto tiene una fecha de finalización y después sólo incertidumbre, no se sabe que pasará con nosotros. 

Puede ser, que las estadísticas mensuales del rendimiento de nuestro trabajo haciendo comparativas entre compañeros tampoco ayuden. Ya nos cuidamos nosotros de que esto no signifique más de lo que es, pero a todos nos afecta que nos digan “cuando cómo y cuanto” de nuestro trabajo. Por no hablar de objetivos sobredimensionados a los que hay que llegar sí o sí.

A parte, el sueldo ya me lo han bajado dos veces, pero eso ya es casi lo de menos, prácticamente insignificante, pero también está ahí.

Y lo que viene a ser la guinda del pastel es una nueva oportunidad que se ha plantado delante de mí, y que con aires juveniles me mira desafiante, parece que hasta me habla y me dice “que? te vienes conmigo?”… casi le veo hasta guiñarme un ojo. 

Sería renunciar a lo “cómodo”, irme algo más lejos de casa, cobrar bastante menos, dejar la seguridad de la empresa pública (seguridad? si soy interina!)… 

Sería empezar algo nuevo, en un gran sitio, con nuevos compañeros, mucha actividad y nuevas formas de trabajar…  

Todavía no me han concretado condiciones y todo son especulaciones que voy haciendo en mi cabeza, la semana que viene lo sabré todo.

Estoy nerviosa y contenta a la vez, aunque igual luego lo que me ofrecen no me convence y tengo que recoger velas, también es otra posibilidad.

 

¡¡Se me va a hacer eterna la semana!!

Etiquetas: ,
24/08/2011

Antiguas amigas, nuevas amigas

Ésta es la historia de una chica que pasó 15 años en el mismo colegio… con la misma gente… yes, that’s me! Estudiar en un colegio concertado (y también religioso) tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Las cosas buenas… ambiente de protección, comunicación contínua con los padres, conocer a todo el mundo…

Las cosas malas; ambiente “burbuja” muy enviciado ya en los últimos años, cada uno tiene su “papel” adjudicado desde los 3 hasta los 18 años sin posibilidad de cambio…

Y algo que no se si englobarlo en lo bueno/malo; Tener SIEMPRE el mismo grupo de amigos. Desde los 3 años.

Por fortuna, en mi colegio entra gente nueva en secundaria (aire frescoooo… al fín!!!) y yo viví una época de transición de mis amigas de Infancia, que son muy majas y me llevo mucha alegría cuando me las encuentro pero sinceramente, ya no compartía casi nada con ellas…. a mis amigas actuales. En esa transición viví momentos algo difíciles, ya que salía de un grupo, pero todavía no pertenecía del todo al otro. Cosa difícil en la adolescencia, en la que la pertenencia a ALGO, lo que sea (equipo de fútbol, grupo anarquista…) es fundamental… quizá por eso desarrollé algo más de carácter de lo normal – o eso dicen -.

En fin, a pesar de esos malos momentos, pienso que cambiar de aires es casi más fundamental que el sentimiento de pertenencia grupal. Te hace ser más abierto y tener más  facilidad para conocer gente, algo que me encanta.

De vez en cuando coincido con uno de aquellos grupos compactos de amigos que lo siguen siendo, y a riesgo de crear polémica… su ambiente huele mal, fatal. Endogamia radical, enemistades enquistadas, cuchicheos por todos lados… uff, un horror. Algunos incluso han compartido aula universitaria y ahora oficina laboral (Aaaaaaarggggg). No, eso no puede ser sano.

No es que yo cambie de amigas cada año, al contrario,  soy bastante fiel y leal en general, pero me encantan las nuevas incorporaciones, agregar a gente y disfrutar también de su compañía. Unos se quedan, otros se van…

También las mismas amistades pasan por fases diferentes, unas se ennovian, otras cortan, ahora casi no nos vemos, ahora casi somos como siamesas múltiples… y no hay problemas, nos conocemos de hace tiempo, sabemos que estamos ahí, a veces con gente nueva, a veces los de siempre, no pasa nada, no hay suspicacias.

Imagino que por eso seguimos siendo amigas.

23/08/2011

BLOGUZZ-76c3cfff2d

Me he dado de alta en Bloguzz, no creo que me manden muchas cosas, he de ser la bloguera menos leída de la historia de internet pero… quien sabe?? me encanta probar cosas nuevas!!!

04/07/2011

Defectos y defectos

Imagino que a todo el mundo le pasa lo mismo, para mí hay dos tipos de defectos:

  • Unos (la mayoría) son pasables para mí, y ahí encuadro los típicos defectos que achacamos a “otras” personas: es un poco pesad@, tiene demasiado carácter, es muy vago, es algo tacaño… no sé porqué, pero siempre encuentro motivos para justificar a las personas que tienen estos defectos. Hay veces que me dicen que justifico lo injustificable, qué voy a hacer, así de buena soy… jajaja.
  • … pero otro… ah!!! ese otro es el GRAN DEFECTO para mí, ese que bajo ningún concepto perdono, el que me parece un escollo insalvable para establecer una amistad con otra persona… sí, temblad cuando me oigáis decir que alguien me parece “UN POCO SUPERFICIAL”. Creo que es lo peor que puedo decir de alguien.
Y cuando me refiero a Superficial, no sólo me refiero a chicas-barbie preocupadas por su ropa y sus cremitas, que también, hoy en día hay muchas maneras de ser superficial sin tener que llevar las cejas depiladas al milímetro.
Esa gente que su viaje soñado es ir a un Resort a Punta Cana… qué coño haces ahí, a parte de tomar el sol y tomar mojitos? con la de mundo que hay por ver! Por no decir que en la playa de al lado de mi casa se puede hacer exactamente lo mismo… ah, pero claro, ya no te puedes tirar el pisto con las fotos… Ojo, que respeto quien vaya allí en plan relax por que lleva una vida muy estresada, pero de ahí a decir que es tu viaje soñado… sí, eso es ser muy superficial.
Y qué me decís de esas amistades que tienen cientos de amigos en facebook, siempre van de fiesta con gente “súper interesante” pero para que les soluciones un marrón siempre buscan al mismo pringado… es decir, a tí? dónde están esos súper amigos?. Entiendo que tener 40 amigos en Facebook no es muy “cool”  pero fingir algo que no eres y montarte una vida paralela… si, eso es ser muy superficial.
Sin meter el dedo en la llaga, que entiendo que el tema es problemático… pero… que es eso de separarse a los 2 meses de casarse? salvo honrosas excepciones (cuernos sobre todo, que ya es mala suerte enterarse justo después), cómo puedes decir que tu pareja es una mierda, un capullo, que no te entiende? no te habías dado cuenta antes? venga ya… tú has querido vestirte de príncipe – princesa un día y ya está! por no hablar de la gente que tiene un bebé e inmediatamente después “tú a Boston y yo a California”… ya, que poco progresista es todo lo que estoy diciendo pero… porqué no lo has pensado dos veces antes de hacerlo? Actuar sin calibrar las consecuencias de tus actos… sí, eso es ser muy superficial.
Podría hablar de muchos ejemplos más… quien le hablas del 15M y te mira con cara de “que coño es eso?” (ojo, no estoy hablando de afectos o desafectos, sino de NO SABER DE QUÉ SE TRATA), gente que sólo sabe hablar de pendientes, complementos, bolsos… quien le estás hablando y te das perfecta cuenta de que no te escucha, que está deseando contarte su movida personal… en fin, muchas situaciones que se dan diariamente y que te dicen muchas cosas de la persona que tienes delante…
Sé que soy demasiado crítica, pero como ya he dicho antes, para mí es un defecto imperdonable. Aunque también he de decir que no soy dura para cambiar de opinión, y si con alguien me he equivocado no tengo problema en reconocerlo, y borrón y cuenta nueva.

 

Etiquetas:
29/06/2011

A Rusia!

Sí! por primera vez desde que comencé mi vida laboral voy a darme unas vacaciones en condiciones (no cuento como vacaciones estar en el paro). Es una pasta, pero bueno, nunca he tenido la oportunidad de hacer un viaje así y no sé si volveré a tenerla… “carpe diem”!!

Desde que tenía 16 años y pensaba que era comunista he soñado con ir a tierras soviets. La loca idea de mi bolchevismo ya le he abandonado, pero ha permanecido un amor a la tierra en la que quizá haya vivido alguna vez (en otra vida, si es que eso existe).

Ha sido difícil, no por cuadrar fechas con mi chico (es docente), sino más bien por convencerle de viajar tan lejos, creo que le asustaba un poco, y hasta el día antes de reservar me miraba con ojos de corderillo y me decía “… y a Berlín no te apetece ir?…”  Sí, ha tenido que soportar varias miradas furibundas de una rusófila recalcitrante (ésa soy yo).

No es que vayamos a patearnos Rusia con el transiberiano, sólo vamos a ver Moscú y San Petersburgo, así tengo excusa para volver… eso sí, cuando repase mis nociones básicas de ruso, o al menos recuerde el alfabeto cirílico, jejejeje.

Estuve yendo a la escuela de idiomas, a clase de ruso (sí, hasta ese punto llegué). Mi profesora… esa sí que era una comunista convencida. Era (es) española, hija de españoles emigrados a Rusia – los famosos “niños de Rusia” – y nos soltaba cada perorata tremenda. Recuerdo que en alguna frase del libro de caligrafía ponía algo sobre Leningrado, y a un chico de clase se le ocurrió decir… “debería poner San Petersburgo, no?” a lo que la profe respondió “PARA MÍ SIEMPRE SERÁ LENINGRADO!”.

Nos hablaba mucho de Rusia, la dureza y a la vez la belleza de la vida allí, el metro de Moscú, que se creó como un palacio para el obrero, para que el pueblo disfrutara del arte cuando iba a trabajar… yo la escuchaba embobada… ahora ya me he hecho mayor (sniff) y también conozco la cara B de ese régimen. Cara B de Black, negra, una cara muy negra…

Desgraciadamente la profe se enfadó con el director de la escuela, tuvo una trifulca en público – todos recordamos ese “tú lo que eres es un misógino!!!” – cogió la baja laboral por depresión y no la volvimos a ver. No encontraron a nadie que pudiera seguir con nuestras clases y ahí ya abandoné las clases de Ruso… una lástima. Y más tarde pude comprobar que tenía razón… el director era un capullo. Afortunadamente, ya lo han cambiado.

Etiquetas:
28/04/2011

Y eso que no me gusta el fútbol…

Se supone que no me gusta el fútbol. De hecho, estoy 99% segura de ello.

Hace bien poquito acompañé a mi chaval a ver un partido en un pub y me tuve que salir en el descanso a dar una vuelta y que me diera el aire, tal era la cantidad ingente de aburrimiento que llevaba encima… no aguantaba ni un minuto más esa visión del verde chillón en la mega pantalla, y mi capacidad de abstracción (grande) se había agotado por completo. Presumo ante cualquiera que me saque el tema de no haber visto ni la famosa final del 11 de Julio de la selección española. Mi casa estaba llena de gente con camisetas rojas, incluso puedo decir que me senté y tenía delante la tele pero… el Ipod ejercía para mí una atracción mucho mayor. Total, que sólo ví la prórroga. Vamos, que no soy muy forofa yo…

Eso sí, la prensa deportiva me divierte muchísimo, me gusta escuchar El Larguero, Carrusel deportivo, hasta Punto Pelota me gusta… y por supuesto tengo unos gustos definidísimos marcados a fuego desde mi más tierna infancia… Mi padre es un merengón irredento, así que yo desde que tengo 4 años decidí ser culé… no sé porqué sería, seguramente para llevarle la contraria. Y para seguir divirtiéndome, cuando me independicé me fuí acompañando a otro madridista… en fin…

Hoy me he descubierto llegando a casa deseando leer las crónicas del partido de Marca, de Sport, de El País… Cierto es que el ambiente estaba más que caldeado. Yo misma estaba indignada viendo cómo Mourinho no hacía más que tirar por tierra lo que el Barça ha conseguido. Y no me gustó nada que Pep entrara en liza con sus declaraciones, “nosotros” estamos muy por encima de todo eso, pero también entiendo que llevar desde septiembre aguantando puyitas y desplantes tiene que ser muy muy difícil, y en todo lo que dijo llevaba razón.

Al portugués Mourinho le pasa lo que en mi trabajo llamamos “Locus de control externo”, que en jerga de orientación laboral  quiere decir que todo lo malo que te pasa depende de factores externos en los que tú no puedes influir… con lo cual te quitas de culpas y no te complicas haciendo autocrítica.  No me extraña de este desagradable personaje, pero sí me sorprende que haya abducido a todos sus jugadores en la misma paranoia colectiva… ¡hasta Casillas! me sorprende muy desagradablemente que jugadores tan respetables como el capi de La Roja por el que siento un gran respeto personal y hasta el elegantísimo Alonso se hayan dejado atrapar por la secta de Mou, parece ser que están viviendo una realidad paralela en la que sólo están ellos. Bueno, ellos y todos los fans de esta nueva y celebrada mediocridad, para los que el mejor resultado era el 0-0 en su propio campo. Mi chaval no es de esos, por supuesto, ni muchos otros madridistas que añoran los buenos tiempos en los que se quería jugar bien al fútbol.

No voy a hacer una disquisición deportiva, que para eso ya están los profesionales de la prensa… entre los que no incluyo a los que han elaborado las portadas de As y Marca, que titulan con un gran “¿POR QUÉ?” la crónica deportiva. Porqué? como que por qué?… me parece que estos no han visto el partido… exactamente como yo, que lo escuché a trozos en la radio, jajajaja!!!

Etiquetas:
15/04/2011

Que te quiten del Facebook.

Hace un tiempo me dí cuenta de que un antiguo amigo – más bien exnovio – me había eliminado de sus amistades, era el día de su cumpleaños y quise felicitarle en su muro, pero no pude entrar… Tampoco le dí mucha importancia, yo muchas veces hago “purgas” para eliminar a amistades que no son tal y resguardar un poco más mi intimidad. La verdad es que la relación tampoco terminó de manera diplomática y entre nosotros siempre ha habido cierta tensión (sexual no). Total, que lo entendí.

Lo curioso es que hoy mismo he recibido petición de amistad de la misma persona que me eliminó, y eso sí que ya no lo entiendo… La gente, que es muy rara. He vuelto a aceptar su amistad “y aquí paz y después gloria”, es lo malo que tiene el tema virtual… igual otra persona se ha enfadado a muerte contigo y tú ni siquiera te has dado cuenta. Igual le ha podido la curiosidad por ver qué pasa por mi vida, feisbuk está lleno de mirones (yo a veces también lo soy, quién no?).

Pues nada, hoy tiene toda la tarde para ver fotos.

13/04/2011

Las mamás…

Esta mañana, como empezaba la formación más tarde, he aprovechado para pagar las tasas de la oposición en el banco… Hora punta de coles (9.00) y todo lleno de mamás cargando con niños, carros, mochilas, etc… que no digo yo que no tengan todo el derecho del mundo, lo tienen…. el problema es que no he visto NI UN HOMBRE llevando a los hijos al cole, eso es lo que me indigna. Y lo peor, lo peor de todo, es que no creo que esos hombres sean unos vagos machistas… lo peor de todo es que somos nosotras las más machistas y las que nos sobrecargamos con todo, como si nuestras parejas fueran inútiles.

Luego también están las que se embarazan y parece que les ha dado un aire y se han quedado tontas… sí, no pueden salir, no pueden cargar con bolsas, todo les duele, y andan por el trabajo a medio gas hasta que a base de lloriquear a su médico consiguen una baja. De esas he conocido yo unas cuantas, y donde más me duele es en el trabajo… cuando no pueden ir de viaje “por los nenes”…. no pueden quedarse un sábado por la mañana “por los nenes”… llegan sistemáticamente tarde “por los nenes”… y dan por hecho que como tú “no tienes hijos” (un pecado capital, oigan!) puedes sacrificar tooooodo tu tiempo libre para compensar también lo suyo. No amigos, los que no tenemos prole se ve que tampoco tenemos aficiones, mascota, familia, hijos, cursos, seres queridos a los que visitar… y, por supuesto, nunca estamos cansados. Y cuando digo NUNCA, ES NUNCA. Y ojo como un día se te ocurra decir que no has dormido bien, o que andas algo cansada… la respuesta indefectiblemente va a ser “pues si tuvieras hijos como yo…”.

No, de momento no voy a tener niños…